Caminar diez mil pasos al día garantizan un peso saludable

La sociedad actual, por regla general, tiene la mala tendencia de comer mucho y moverse poco, pero existen otros hábitos que se pueden modificar para disfrutar de una vida y peso saludables. Los riesgos de una sociedad que no advierte de los peligros de la obesidad es muy grande.

Es bien sabido que mantener la silueta es el resultado del equilibrio entre lo que consumimos y lo que gastamos. Pero no todo es tan simple como sumar "dos más dos", ya que existen otros factores que influyen en el mantenimiento de un peso saludable. El modificar la mayor cantidad de factores que nos predisponen a la obesidad dependerá pues poder alcanzar el peso deseado y mantenerlo.

Las causas de obesidad son muchas; básicamente, comemos mucho y nos movemos poco, algunos nutricionistas aportan el dato actual significativo de disponer de una ración diaria de casi 4 mil calorías por persona, cuando, por ejemplo, en la Edad Media se disponía en Francia de 1.400. Y eso es potencialmente un factor importante para engordar.

A eso hay que sumarle que nos movemos muy poco. Hay barreras que ponen freno al movimiento y eso se da por diferentes razones: jornada laboral larga, largos viajes a la casa, muchas horas frente a la pantalla, inseguridad en las calles, etc. Aunque debemos hacer hincapié en "otros factores que engordan".

Entre ellos,el vivir a una temperatura de más de 20 grados, evita que nuestro metabolismo no trabaja nada para mantener la temperatura más elevada, y eso a la larga nos hace engordar.

El dormir menos de siete horas por noche eso nos hace engordar. De un tiempo a esta parte existe una deuda de sueño, dormimos de noche menos horas de las necesarias y eso altera algunas hormonas muy importantes que tienden a que engordemos, así que eso es otro factor modificable de obesidad.

En ese sentido, enfatizó que un cambio de hábitos resulta primordial al momento de encarar un plan de descenso de peso.

La primera propuesta es empezar a moverse, por lo que recomiendo y aconsejo a quienes carecen de tiempo que aunque sea cada hora en la oficina se paren un rato al menos mientras hablan por teléfono nos pongamos de pie.

Con la premisa de que el "combustible que gasto no lo guardo", hoy se sabe que no es necesario correr una maratón para estar saludable. Si sumamos poco a poco pasos a mi vida, soy más saludable, por lo tanto los 10 mil pasos durante el día es la cifra ideal.

Y contra todos los pronósticos, que hablan del boom del running y demás tendencias del fitness, lo cierto es que fácilmente podemos llegar  a casi un 80% de población sedentaria, es cierto que hay focos de gente que se mueve, pero son siempre los mismos.

Fuente: infocampo.com.ar

Artículos relacionados