Remedio para evitar las ampollas al caminar

Si has recorrido una distancia larga, porque estrenas zapatillas, las que usan no son de primera calidad, porque te has puesto mal el calcetín o simplemente porque el calor y la humedad hacen estragos en tu pie: las ampollas existen y acechan a cualquiera que hace ejercicio.

Ahora que estamos rodeados cacharrerías tecnológicas aplicadas a los deportistas, prevenir las ampollas se sigue haciéndose más o menos como en la Edad Media: calzado adecuado, ungüentos para mitigar la fricción (en el siglo XXI, vaselina, aplicada sobre la piel e, incluso, entre la zapatilla y el calcetín) y vendajes con cintas adhesivas en papel (una especie de esparadrapo fino muy usado en el ámbito clínico) que reduce considerablementeel problema que estamos hablando.

Teniendo en cuenta que un rollo de 5 metros de esparadrapo de papel viene a costar menos de un euro se plantea como una solución fácil y barata. Como cada caminante pisa de una manera y le roza en un sitio distinto, nos da una idea de dónde pueden salir las ampollas y es ahí donde hay que poner protección extra.

Unos envolverán algunos o todos los dedos del pie, otros los empeines o los laterales, ambos pies, solo uno… Cada maestrillo tiene su librillo. Pero esta táctica también tiene sus inconvenientes: a medida que avanzas, las estructuras articulares y musculares se inflaman. El vendaje puede comprimir y habrá que cambiarlo durante el recorrido. Esto sin contar con que el sudor puede inutilizar el pegamento y hacer que las cintas se desplacen, aumentando el riesgo de nuevas ampollas. Y hay que hacerse a la idea de que tendrán que levarlas en la mochila con un kit de recambio.

Además del esparadrapo de papel, se pueden utilizar las bandas de kinesioterapia (esas de colores que ves en los muslos y el cuello de algunos deportistas). Además sobre vendaje se puede aplica un lubricante. Así refuerzas la condición de la cinta como parte de tu cuerpo, neutralizas cualquier fuga del adhesivo y minimizas la fricción sobre la piel. Más vale prevenir.

 

Artículos relacionados