Lo tuyo es caminar si...

  • Quieres iniciarte en un deporte que puedas practicar durante muchos años.
  • Has sufrido alguna lesión, tienes sobrepeso, problemas en rodillas, articulaciones o espalda y busca un deporte de bajo impacto.
  • Persigues bajar revoluciones en tu vida y a tu cabeza, y salir corriendo al llegar a casa no te parece la mejor manera de hacerlo.
  • No has hecho ejercicio en su vida y quieres empezar con algo sencillo que no ‘duela’.
  • Primar el componente social sobre el competitivo, y prefieres una buena caminata en compañía a batir récords en solitario.
  • No aspiras a ser deportista de élite, pero tu cuerpo te pide moverse.

 

Artículos relacionados