Algunas razones para animarte a caminar

Si tienes sobrepeso, alguna lesión en la rodillas, espalda, o no quieres iniciarte en el mundo de la carrera, entonces caminar es una buena opción.

Con esta actividad, los especialistas enfatizan que se disminuye el impacto que reciben las articulaciones al "impactar" en cada zancada mientras corres. Además, si se realiza con regularidad puede ayudar a prevenir algunas enfermedades como la diabetes, problemas coronarios, el colesterol e incluso el cáncer, beneficios que también nos brindan la carrera.

Se recomienda empezar a caminar durante 15 o 20 minutos todos los días de manera constante. Una vez que el cuerpo se va adaptando a esta actividad, se puede incrementar la intensidad de manera gradual y/o empezar a caminar con inclinación en una montaña, cerro o banda sinfín.

Todo sistema de adaptación tiene varias fases, y la primera fase del entrenamiento tiene que ver con las adaptaciones anatómicas. Una persona tiene que adaptarse primero en su sistema. Luego, según la condición física y estado de salud se podrá empezar si quiere a correr.

Si el objetivo es bajar de peso, no bastará con dar un simple paseo. El paso debe llevar un ritmo rápido, se trata de caminar, no de pasear, pero sin que te fatigues. A medida que se adquiera condición fisica, se aconseja caminar 40 minutos, que es el momento cuando empieza la quema de calorías y grasas.

Es muy probable que caminando logres las mismas intensidades que corriendo, pero sin impacto en las rodillas, sin impacto en el talón, sin el impacto en la espina dorsal.

Si ya corres, puedes probar a caminar descalzo (en un lugar apropiado para ello) todos los días de 10 a 15 minutos es una práctica que se recomienda para fortalecer pies y tobillos.

Es importante que al caminar dejes caer primero el talón, luego la planta del pie y al final con los dedos, debido a la forma en que se coloca la cadera y las rodillas.

Caminar es de las disciplinas más antiguas en la historia, la más barata y, que además te brinda beneficios a la salud sin muchos riesgos de lesión.

El realizar caminatas diarias ofrece varios beneficios:

  • Equilibra el colesterol
     
  • Durante la caminata el organismo produce lipoproteína de alta densidad, mejor conocida como colesterol bueno, la cual se adhiere al colesterol malo y lo lleva lejos de las arterias.
     
  • Controla niveles de azúcar. Un estudio en la Gran Bretaña ha demostrado que esta actividad ayuda a que el azúcar en la sangre vaya a las células, donde se necesita, además de facilitar el control del peso.
     
  • Protege los huesos. Estudios recientes han demostrado que las mujeres que caminaron de manera constante durante la mediana edad redujeron el riesgo de sufrir fracturas y de padecer osteoporosis.
     
  • Mejora la calidad de vida.
     
  • Incrementa tu condición física.
     
  • Ayuda a prevenir enfermedades.
     
  • Reduce los niveles de colesterol en la sangre.
     
  • Fortalece los músculos de las piernas.
     
  • Se reduce el riesgo de sufrir fracturas.
     
  • Disminuye el riesgo de padecer osteoporosis.
     
  • Caminar a 8 kilómetros por hora te permite quemar casi tantas calorías como si trotaras a la misma velocidad.

 

caminar

Artículos relacionados