El sexo, quema más calorías que una caminata

La discusión sobre si el sexo, además de ser placentero, sirve para ejercitarse es casi tan antigua como su práctica.

Un reciente estudio realizado por la Universidad de Montreal, en Canadá, arrojó nuevos resultados: teniendo en cuenta las calorías consumidas en cada encuentro  –101 para los hombres y 69 para las mujeres–, tener sexo es tan saludable como caminar durante 30 minutos, pero menos que correr el mismo período de tiempo.

relaciones sexuales

Los científicos llegaron a esta conclusión realizando pruebas no en un laboratorio, sino por primera vez en la intimidad de los hogares de los voluntarios, gracias a unas pulseras inteligentes. Así, las 21 parejas conformadas por hombres y mujeres de entre 18 y 25 años liberaron su máximo potencial en cada uno de los cuatro encuentros de aproximadamente 25 minutos que mantuvieron durante la investigación, siempre contando desde el “juego” previo. 

En promedio, los hombres gastaron 101 calorías por encuentro sexual, mientras que las mujeres quemaron 69 calorías. Luego, compararon estos resultados con el gasto calórico que tuvieron al correr en forma moderada sobre la cinta durante media hora: los hombres habían quemado 276 calorías y las mujeres, 213. “Concluimos que la intensidad, medida en MET (equivalentes metabólicos) que se ejerce durante la actividad sexual es mayor a la de caminar a unos 4,8 kilómetros por hora e inferior a la de correr a 8 km/h”, le dijo el autor principal del estudio publicado en la revista Plos One.

resultados

El sexo es una de las actividades cotidianas que puede ser considerada ejercicio, sobre todo porque activa el metabolismo. Lo que habría que establecer es qué pasa en cada pareja en particular, ya que no todas rinden lo mismo. En una performance sexual promedio se gastan entre 80 y 100 calorías, dependiendo de la posición, la cantidad de músculos involucrados, la intensidad del esfuerzo y la duración del acto.

Diferencias. El estudió obtuvo un dato que llamó la atención de los investigadores: durante el encuentro sexual los hombres habían consumido el 45% más de energía calórica que las mujeres. ¿Se esfuerzan más ellos entre las sábanas? Pensaban  que se debía a la diferencia de peso corporal, pero comprobaron que no es así. Por el momento, no pueden explicar las diferencias entre hombres y mujeres. Es un aspecto para analizar en el futuro, al menos este estudio confirma que la actividad sexual puede considerarse parte integral de un estilo de vida saludable. 

Los especialistas coincidieron en que incorporar el sexo como ejercicio es una estrategia en la que se puede hacer hincapié: Genera gasto calórico, es sencillo de comprender y comunicar, no posee costos asociados y es beneficioso para la salud. Esto quiere decir que el sexo representa una herramienta muy útil para sumar a una campaña antiobesidad.

Otro aspecto positivo  tiene que ver con romper la rutina: ya no se piensa sólo en los encuentros de última hora de la noche cuando los dos están cansados, sino que se puede planificar algo a la mañana o a media tarde.

Fuente: perfil.com

Artículos relacionados