Siete formas de añadir el ejercicio a tu vida diaria

Hay quienes piensan que la única manera de realizar algún tipo de ejercicio es acudir al gimnasio o salir a corrertodos los días. Pero también es muy probable que entre el trabajo, tu familia, tu pareja y otras actividades, no tengas mucho tiempo para el tema del ejercicio físico.

Pero lo cierto es que no necesitas alterar mucho tu rutina diaria para añadir un poco de ejercicio y de ese modo mejorar tu estado físico. Solo tienes que cambiar algunos de tus hábitos, sin que resulte algo traumático o complicado.

A ver que te parece estos pequeños cambios:

  • Ves caminando a todas partes quete sea posible. Tardarás un poco más de tiempo en llegar a tu destino, pero es una de las mejores formas de ejercitarte sin salir de tu rutina diaria. En caso necesites hacer un desplazamiento con automovil, estaciónalo lo más lejos que puedas, para que te veas obligada a caminar. Eso mismo es válido si vas en trasporte colectivo.
     
  • Olvidaté del ascensos y usa las escaleras. Si solo tienes que subir dos o tres pisos en tu trabajo, una buena idea es usar  las escaleras. Lo mismo puedes hacer cuando caminas por la calle: usa las escaleras en lugar de subir por las rampas para discapacitados, o escaleras mecánicas.
     
  • Haz ejercicios sencillos durante los anuncios de la tele. Cuando uno llega a casa nos relajarnos viendo la televisión. Pero, ¿por qué no aprovechar la tanda de publicidad para hacer algo de actividad física? En cada corte, haz algunos abdominales, planchas, sentadillas u otros ejercicios que eleven tu ritmo cardiaco y tonifiquen tus músculos. Combínalos y no te detengas hasta que empiece de nuevo el programa.
     
  • Juega con tus hijos. Puedes pasar un buen momento con tus hijos y hacer ejercicios juntos. Aprovecha tus ratos libres para salir con ellos, al parque a correr y recordar todos esos juegos que disfrutabas cuando eras niño. No solo tú estarás haciendo algo bueno por tu salud, sino que les enseñas a ellos la importancia de la actividad física.
     
  • Carga las bolsas de tus compras en el supermercado. Cuando hagas las compras semanales en casa, se tú el que descargue las bolsas del automovil. Haz varios viajes cargando su peso, pero teniendo cuidado de que no te lastimes.
     
  • Aprovecha las labores de limpieza en casa. El poner tu hogar en orden es otra manera de hacer ejercicio por el movimiento constante que realizas. Si buscas incrementar la intensidad, opta por usar pequeñas pesas alrededor de los tobillos para tonificar la musculatura.
     
  • Ten sexo. Hacer el amor con tu pareja es una gran forma de quemar hasta 100 calorías por cada encuentro sexual. No solo es una actividad placentera sino que también afianzará el vínculo entre la pareja y tiene otros beneficios.

Artículos relacionados